Cuidado si tienes AdSense

Ojo, ojito, ojete. Que sí, que desde que Internet existe las formas de engañar, estafar, robar, espamear (y no echar gota), escamear, etc., han sido muchas, tantas o más como formas de ganar dinero de manera lícita, pero hoy le damos una nueva vuelta de tuerca al asunto.

Recuerdo timos de todo tipo: cartas -bueno, correos electrónicos- nigerianos, mensajes anunciando inexistentes paquetes retenidos en Correos a falta de pago de ciertas, tasas… miles de triquiñuelas. Y ahora se viene una nueva: la extorsión a quienes monetizan sus webs con AdSense.

Timadores en Internet

Recuerdo haber visto de todo. El famoso «virus de la Policía», un malware que una vez acomodado en tu máquina la bloqueaba con una pantalla insalvable con el logo de la Policía Nacional que te decía que te habían detectado visitando webs de señoritas sin ropa en el mejor de los casos, y otro tipo de contenidos más ilegales en otros, y que podías eliminar ese aviso y el bloqueo pagando una pequeña cantidad de dinero.

Empresas paralizadas porque un malware ha encriptado todos sus archivos y te ofrecían el software junto con la llave que permitía recuperarlos a cambio del pago de cantidades, ya bastante más grandes, en bitcoins.

Esas cartas de una fogosa hembra que desde la fría Rusia que, sin conocerte de nada ni haberte visto jamás, se ha enamorado de ti y tras varios días o semanas de intenso intercambio de correos -con perdón- y fotos, te pide unos miles de euros para poder visitarte o desbloquear una cantidad mayor retenida en un banco ubicado en las tinieblas exteriores donde tan solo hay llanto y rechinar de dientes.

Ya no hablo de timos como el del «hombre de los 2.000 tumores», Paco Sanz que traspasó los límites de la red para aparecer hasta en televisión y estafar hasta a los niños que le donaban parte de sus pagas para que sanase. Engañó incluso a famosos y YouTubers.

Hoy damos un paso más a una nueva modalidad de estafa, más bien de extorsión, de chantaje usando la red.

Extorsión a sitios que monetizan con AdSense

El mecanismo del chantaje es diabólicamente sencillo. Los propietarios de sitios web que ganan sus perras con anuncios de AdSense están recibiendo correos donde los cacos piden dinero a cambio de no hacer clics en sus anuncios de Google con el fin de provocar la suspensión o baneo de la cuenta por uso fraudulento.

En The Verge han publicado un fragmento del correo que reciben los chantajeados, Brian Krebs muestra una parte del correo recibido donde se le piden 5.000 dólares para evitar que realicen el ataque y pierda -por baneo– su cuenta de AdSense.

Very soon the warning notice from above will appear at the dashboard of your AdSense account undoubtedly! This will happen due to the fact that we’re about to flood your site with huge amount of direct bot generated web traffic with 100% bounce ratio and thousands of IP’s in rotation — a nightmare for every AdSense publisher. More also we’ll adjust our sophisticated bots to open, in endless cycle with different time duration, every AdSense banner which runs on your site.

Google tiene medios para evitar este tipo de acciones y es capaz de detectarlas y solventarlas, pero también es cierto que entre que se produce el ataque y se soluciona los anuncios pueden estar restringidos o no mostrarse, con el consiguiente perjuicio económico.

Recuerda también que si sufres o te anuncian que vas a sufrir un ataque de este tipo puedes comunicarlo a Google usando el siguiente Formulario de contacto acerca de clics no válidos.

Pues ya estaría, otra cosa más de la que preocuparnos, además de Romual Fons.

Deja un comentario